Huertas orgánicas. Cómo preparar una en el patio o balcón de tu casa.

En este posteo de El Blog Orgánico nos vamos a meter de lleno en un tema muy práctico, que es: cómo hacer una huerta orgánica en tu casa, balcón o terraza.

Si hay algo que te puedo decir antes de comenzar, es que tener una huerta, es algo sencillo y complejo a la vez.

Sencillo, porque cualquiera puede hacerlo con un poco de dedicación y empatía. Si, leíste bien. Empatía!!!

¿Por qué? Las plantas son seres vivos y si te tomas el tiempo de empatizar con ellas, las vas a entender rápidamente.

Planta de lechuga

Y complejo, porque requiere de una constancia casi diaria.

Algunas veces más dedicación, como puede ser el preparado de una maceta para sembrar tomates o el trasplante de los plantines de pimientos, sacar los yuyos que crecen entre las zanahorias.

O mejor aún, cosechar los zapallos o choclos que ya están madurando en tu huerta orgánica.

Y otras como regar o chequear que no tengamos hormigas o caracoles comiéndose las hojas de nuestra plantas.

Así fue que gracias a un amigo, me contacté con Silvina Ferreyra, docente de la Secretaría de Agroindustria y encargada del proyecto institucional Nuestra Huerta.

Que además de saber un montón de secretos prácticos, tiene una huerta escuela en el barrio más porteño de nuestra ciudad: San Telmo.

Planta de lechuga de la Nuestra huerta. Silvina Ferreyra.
Silvina Ferreyra con una planta de lechuga, de Nuestra Huerta.

Silvina realiza cursos de educación ambiental y conciencia circular a través del proyecto Nuestra Huerta, donde además practica tareas de compostaje y reciclado.

Ahora bien, vamos a ver que podemos compartirte que te resulte súper interesante y práctico a la vez.

¿Qué significa que nuestra huerta sea orgánica o agroecológica?

Se entiende por orgánico a todo sistema de producción sustentable en tiempo que brinde alimentos sanos y abundantes y que mantenga o mejore, la fertilidad del suelo.

Demás está decir, que no tienes que usar ningún tipo de agregado de síntesis química.

Lo más común, suele ser veneno para las hormigas o algún insecticida.

Para el Programa Prohuerta, es una forma sana, natural y económica de producir alimentos sanos durante todo el año.

  • Sana porque se trata de producción libre de agrotóxicos.
  • Natural, porque imita los procesos de la naturaleza.
  • Económica, porque maximiza la utilización de los recursos disponibles localmente, propiciando así mayor autosuficiencia y sostenibilidad.

Silvina hace hincapié en que lo más importante, es crear un ecosistema.

En su huerta de San Telmo, conviven plantas de maíz abasto combinada con arvejas, (la tradicional Milpa).

Plantas de Tomate de Árbol, Lavanda, Zapallo, Salvia Guaranitica, Eneldo, Cilantro, Lechuga, Tomates en rama traídos de Italia, Romero, Caléndulas y Ajíes.

También plantas de Tabaco, que me resultó muy interesante, (que no las conocía) y me explicó que las utiliza en maceraciones para controlar plagas.

“Las plantas aromáticas y medicinales contribuyen al aumento de la biodiversidad y hacen que la huerta sea un sistema natural en equilibrio, donde conviven armoniosamente hortalizas, flores, hierbas y yuyos.”

Mónica Filippi, técnica del INTA Chivilcoy

Ahora me imagino que te preguntaras si es posible tener una huerta orgánica en un departamento y te puedo asegurar que si.

Es más, te voy a mostrar ejemplos de que si es posible.

Silvina, luego de varios años de dictar el curso en la secretaría de agroindustria, continua con el seguimiento de sus alumnos que tienen sus propias huertas.

¿Que vamos a necesitar para preparar nuestra huerta orgánica?

  • Un lugar. Que puede ser el patio de tu casa, una terraza, un balcón o una ventana.
  • Sol. Es importante que conozcamos cuánto sol o que cantidad de horas de sol va a tener el lugar que elegimos (o disponemos).
  • Tierra. Negra, suelta, preferentemente de compost, que se puede prepara con los residuos verdes de la cocina.
  • Y obviamente agua.
Pallet con macetas de especias.

Ph- 12 ideas para montar jardines verticales de Bioguia.

Manos a la obra.

Antes de comenzar, vamos a tener en cuenta algo que nos compartio Silvina super importante.

Hay que hacer hincapié en que estamos cultivando alimentos.

Por lo cual, vamos a respetar las buenas prácticas agrícolas y destacar la inocuidad de los alimentos.

Suelos sanos, sin rellenos, sin contaminantes y agua segura, potable también son de destacar.

Dependiendo del espacio que podamos destinar para nuestra huerta van a ser las posibilidades, pero para que nuestra huerta sea orgánica hay una serie de factores que te voy a ir develando de a poco.

Ahora bien…

Lugares donde se puede sembrar.

  • En el patio al fondo de casa
  • En el balcón
  • En un Jardín vertical.
  • En una ventana.

Cada opción nos va a brindar alternativas diferentes y con la práctica vamos a descubrir, qué es lo que podemos ir consiguiendo.

Ahora bien, una vez que determinado el lugar que disponemos para realizar nuestra huerta, vamos a contemplar las horas de sol disponibles.

Lo recomendado son como mínimo 5 a 6 hs diarias y esa disponibilidad nos va a marcar qué verduras podemos, ya que hay algunas que requieren más luz que otras.

Recipientes a utilizar.

En este punto, existen una infinidad de opciones, desde macetas, baldes, tachos, bañeras, botellas, cajones, etc.

Todo va a depender del espacio que tengas disponible para realizar tu huerta e ingenio que pongas en el proyecto.

Acá te dejo un enlace del INTA, mi huerta, mi casa donde te ejemplifica varias opciones y los materiales necesarios.

Y aquí abajo, un video muy interesante sobre cómo realizar una huerta colgante con riego por goteo reciclando botellas.

Si dispones de muy poco espacio, aquí puedes ver cómo construir una huerta en 1 metro cuadrado.

Esta huerta se divide en rectángulos menores y cada espacio tiene una legumbre, flor o hierba diferente.

Ideal para pequeños espacios, esta huerta es suficiente para el abastecimiento diario de legumbres de una persona, por un mes.

Fuente. Ecoinventos.

Como preparar la tierra.

Ahora bien. Por otro lado, está la tierra que vamos a usar.

Lo ideal es preparar un sustrato que tenga turba, perlitas o vermiculita y humus.

Me imagino que quizás, no tengas idea de lo que te estoy hablando.

Veamos…

  • La turba. Es el nombre genérico que se aplica a diversos materiales procedentes de la descomposición de vegetales y te va ayudar a retener la humedad.
  • Las perlitas o vermiculita van a ayudar que la tierra no se compacte y que se mantenga aireada, para que las raíces se puedan desarrollar cómodamente.

Mantener el suelo rico en materia orgánica proporciona un medio de cultivo y alimentos a microrganismos benéficos y otros componentes de la flora y fauna de nuestra huerta.

También puedes comprar en el vivero bolsas preparadas de tierra para colocar en las macetas.

El agua.

Es imprescindible que pensemos en la disponibilidad de agua, ya que es fundamental para la supervivencia de nuestra huerta orgánica.

Lo ideal va a ser usar agua sin cloro. Si leiste bien, sin cloro.

¿Como hacemos?

Bueno, la primer alternativa es la recolección de agua de lluvia y la segunda es usar el agua de red, dejándola reposar en un tacho, a la sombra unos 3 o 4 dias para que evapore el cloro y luego poder usarla.

Se puede regar con regadera, manguera o implementar un sistema de riego por goteo o aspersión.

Yo particularmente soy de la idea de regar toda la planta, simulando una lluvia, pero eso también es algo que lo vas a ir probando en tu propia huerta.

Tipos de siembra.

Ya tenemos casi todo lo necesario para que nuestra huerta cobre forma, pero nos falta el evento más importante. La siembra.

La semilla es el órgano vital de reproduccion de las plantas y si bien existen diferentes formas de reproducción, la siembra es la más común.

Algo que debes saber, es que las semillas, además de ser un alimento, es un ser vivo que está latente y que va a germinar cuando se den las condiciones propicias para su desarrollo.

Las semillas generalmente “se despiertan” y germinan cuando el suelo está húmedo y las condiciones de temperatura son favorables para que ellas puedan crecer.

Todas las semillas necesitan una humedad adecuada y oxígeno para germinar y es muy importante que haya un buen contacto entre la semilla y el suelo

Entre otras cosas, es importante tener el calendario de siembra a mano.

Para comenzar con tu huerta vas a necesitar conseguir las primeras semillas y luego, continuar guardandolas de un año para otro.

El tamaño de la semilla va a determinar el tipo de siembra.

Así es que podemos sembrar al voleo, en hilera o a chorrillo.

¿Pero qué significa cada una?

  • Al boleo. Se utiliza para la siembra de semillas muy pequeñas, como zanahoria, perejil, albahaca, lechuga. Un tip que me dio Silvina, es mezclarlas con arena para poder identificar que parte ya está cubierta.
  • En hilera. Consiste en un surco en línea de profundidad variable. Colocamos 2/3 semillas juntas en un hoyo a unos 3/4 cm de profundidad a distancia acorde al cultivo, por ejemplo el maíz va a necesitar entre 20 a 30 cm entre plantas.
  • A chorrillo. Se utiliza con semillas medianas (remolacha, acelga) y consiste en esparcir como si se colocara sal, una fila de semillas para luego cubrirlas con tierra y mantillo.
  • Con rejilla de alambre. Esta técnica es súper práctica, porque permite realizar la siembra espaciada, como por ej. Repollos.

Fuente. El Horticultor Autosuficiente.

Ahora bien al momento que realices la siembra, hay tres cosas que tienes que tener en cuenta.

La profundidad de siembra, que va a depender del tamaño de la semilla, pero nunca tiene que se, ni muy superficial y muy profunda.

Ya que si es superficial, puede que el sol la queme o se la coma algun pajaro y si es muy profunda, que nunca llegue a germinar.

Segundo, la humedad.

Una vez que colocas la semilla, comienza una etapa muy importante que va a ser el nacimiento de un nuevo ser, y tienen que cuidar que no le falta agua hasta que la plántula esté fuerte.

Y tercero, una cobertura.

Lo ideal va a ser un mantillo, pero puede ser pasto u hojas secas, esto es para que ayude a retener la humedad.

Toca ver cuando vamos a sembrar cada verdura.

Y es clave tener un calendario de siembra a mano, para poder aprovechar al máximo cada estación del año y no desaprovechar semillas y nuestro tiempo en labores que no van a darnos resultados óptimos.

Ya que existen cultivos de primavera-verano y otros de otoño-invierno.

Para ver en su página original, click aquí.

Control de plagas.

Como te dije anteriormente, existen un montón de trucos para combatir plagas de manera natural.

Lo más importante en estos casos, es la observación del estado general de las plantas.

Ya que identificar un ataque de forma temprana, va a ser clave.

¿Que podemos utilizar para el control de plagas en nuestra huerta orgánica?

Uno de los conceptos básicos es el uso de plantas aromáticas, como romero, salvia, menta, ruda, etc.

Ya que su olor y su color provocan una permanente confusión en los insectos. También puedes preparar macerados con estas hierbas y otras más.

Pero vemos algunos ejemplos.

  • Ají. Insecticida y repelente. Se emplea para controlar ácaros, pulgones, hormigas y otros organismos que afectan al follaje. Para más detalles click aquí.
  • Ajo. Repelente, bactericida y fungicida.  Recomendado para pulgones, cochinillas, ácaros, mosca blanca y también para prevenir los hongos. Más info.
  • Ortiga. Ideal para plagas, enfermedades, como fertilizante y enraizante. Aporta nitrógeno, hierro, fósforo, potasio y calcio. Más detalles.

La presencia de plantas aromáticas y flores es clave en una huerta orgánica.

Por ejemplo la Caléndula sus flores resulta un atractivo para los insectos y funcionan como plantas trampa.

La asociación de cultivos que colaboren mutuamente entre ellas mediante diferentes colores, olores, alturas, provocan la confusión de las plagas también te va a ayudar a controlarlas.

Asociación de cultivos para prevenir plagas.

Tres puntos a tener en cuenta para terminar.

Abonos verdes y compost.

El Abono verde es toda planta que se cultiva en la tierra, cantero o maceta y que luego se la incorpora nuevamente a la tierra funcionando como abonos naturales.

Lo ideal va ser utilizar leguminosas, que fijan el nitrógeno atmosférico, un nutriente necesario para el crecimiento de todas las plantas.

Entre las ventajas de esta práctica está..

  • Se incorpora materia orgánica al suelo.
  • Aumento de nutrientes, sobre todo cuando se utiliza leguminosas que fijan nitrógeno al suelo.
  • Cobertura vegetal de la tierra, que ayuda a mantener la humedad y la microflora.
  • Disminuye la evaporación de agua del suelo.
  • Favorece el control de malezas.

Con el objetivo de proteger el suelo, posteriormente a su desarrollo, se incorporará el cultivo a la tierra para recuperar, aportar y mejorar las condiciones biológicas, físicas y nutricionales del suelo.

El compost o abono orgánico, va a ser tu mejor aliado para mejorar la calidad de de la tierra donde vas a cultivar tu huerta orgánica, por ende, un aliado imprescindible e infaltable.

Además, va a ser el lugar donde vas a poder reciclar todos los desechos de frutas y verduras de la cocina.

Sigue este enlace y te enseño como preparar el tuyo.

Cómo prepara tu propio compost.

Rotación de cultivos.

Consiste en alternar plantaciones de distintas familias y con necesidades nutritivas diferentes en un mismo lugar, parcela o maceta con el paso de las estaciones.

Asegurando sostenibilidad y fertilidad del suelo.

Lo opuesto, que a veces ayuda a comprender por contraste, es el monocultivo.

El cultivo de una misma variedad año tras año en un mismo lugar.

En estos sistemas se observa un incremento de plagas y la cantidad de nutrientes disminuye.

Lo recomendable es alternar, plantas que necesitan muchos nutrientes, con otras que requieran menos e ir alternando las distintas familias de cultivos.

Este es un ejemplo sobre cómo agrupar de los principales cultivos por familias y su rotación para 4 parcelas.

Fuente. Planeta huerto.

Asociaciones benéficas.

La diversidad es una de las características de la producción orgánica y poder integrar esa biodiversidad va a ser tu mayor riqueza.

La recomendación de Silvina, que me resulta nueva, dada mi formación convencional, pero super interesante.

Ya que Alberto Roth ya recomendaba (cuando desarrolló el Sistema de cultivo de yerba mate Rozado sin quemar) en la cual recomendaba plantar especies nativas entre los yerbales,

Las especies nativas atraen polinizadores e insectos valiosos para la cadena trófica.

La combinación de cultivos va a ser clave en varios aspectos.

Como el control de plagas y malezas, las asociaciones benéficas y el apalancamiento entre dos o más cultivos, que te van a meter de lleno en las prácticas de la agricultura orgánica.

Huerta vertical con diversidad de plantas.

Fuente. Nuestra Esfera.

Te voy a dar un ejemplo simple que te va a ayudar a comprender rápidamente.

La Milpa.

Su nombre deriva del lenguaje mexicano náhuatl milli, que significa parcela sembrada, y pan, encima.

Literalmente signfica, “lo que se siembra encima de la parcela”.

La milpa es generalmente la siembra asociada de porotos (o alguna legumbre) maíz y zapallo, común a los pueblos del altiplano.

Los porotos, habas o arvejas, son leguminosas (plantas cuyo fruto es una vaina).

Y que necesitan para crecer, “agarrarse” a algo ya que de otro modo, se esparcirá por el suelo y las chauchas o vainas en contacto con el suelo, se nos echaran a perder.

A su vez, la planta de porotos, habas o arvejas, le hace de rienda o sostén a la planta de maíz, en su base, haciéndolas menos vulnerables a que se caigan a causa del viento.

Las leguminosas, además son fijadoras de nitrógeno en la tierra y el maíz es un cultivo requiere de este mineral en el suelo.

Maíz y frijol

Y por último, el zapallo, que convive armónicamente con los dos, utiliza el espacio libre en el suelo y le da cobertura.

Esto nos tiene varias ventajas.

  • La primera y más importante, diversificar la producción ya que en un mismo espacio vamos a estar cosechando tres cultivos diferentes y es la base de la agricultura orgánica.
  • Por otro lado, las leguminosas mejoran la fertilidad, ya que fijan el nitrógeno al suelo.
  • El zapallo va a ayudar a retener la humedad del suelo y evitar el crecimiento de malezas.

Fuente. Vía Orgánica.

Para ir terminando.

Te dejo un enlace a un libro, que fue como la biblia para mi viejo.

En una de las últimas charlas, me comentaba que en las páginas de este libro, siempre encontró todo lo que necesitaba saber.

Click aquí para ver el Horticultor Autosuficiente de John Seymour.

Bueno, espero que este posteo te sea útil y que la información que contiene te ayude a dar los primeros pasos para la creación de tu huerta orgánica.

Puedes dejarme tus comentarios o experiencias. Inclusive, si compartís este posteo a tus amigos, estaremos más que agradecido en que difundas este material.

Planta de albahaca en el balcón
Albahacas, cosecha de mi balcón.

Saludos!

Maximiliano

Fuentes.

Comunidad Huerta.

Como hacer una huerta vertical en 8 pasos.

La perlita y la vermiculita.

Promix.

9 razones para convertir tu patio, terraza o jardín en un huerto urbano.

Mi casa, mi huerta.

Cinco opciones para ahuyentar las plagas de la huerta.

Como armar mi huerta en casa.

Planeta Huerto.

Rotación de cultivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s